VOLVER A NANCY

un mundo magico

martes, 28 de diciembre de 2021

FELIZ NAVIDAD 2021

 Esta entrada navideña no es lo que se dice muy navideña como otros años, este año aunque he puesto el árbol  y el nacimiento  he decorado la casa y he hecho lo que he podido, no me ha invadido el Espíritu Navideño, yo que soy la persona que más le gusta y disfruta la Navidad, bueno disfruto de cualquier cosa que me gusta por pequeña que sea, por que soy muy positiva, pero este año no, no siento ese espíritu, esa ilusión, estas Navidades estoy muy nostálgica 

Pero bueno, yo no venía  a contar cosas tristes, je,je,je yo venía a contar una historia de cuando yo era pequeña, me he acordado mientras organizaba las vitrinas de las muñecas, que hacia meses que no las tocaba.

Hoy recordaba, que cuando era pequeña, después  de Fin de Año, la semana de Reyes, mi madre me decía que tenía que arreglar mis muñecas , ponerlas limpitas y guapas por que si los Reyes no las veían bien bonitas no me traerían ninguna.

Entonces hacíamos zafarrancho de limpieza de muñecas, a los bebés Nenuco y Mocosete los metía en el lavabo lleno de agua y espuma, y a frotar con la manopla, luego los envolvía en una toalla cual bebé,  el problema era que no era un bebé  sino un muñeco que no dejaba de soltar agua, ya que al dejarlo en el lavabo se llenaba el cuerpo de agua ja,ja,ja cuando dejaba de soltar agua y estaba seco lo peinaba y le echaba colonia en el pelo, los vestía y a la cuna, una cuna metálica, bien colocado.

Eso lo hacíamos con todas las muñecas, Nancys, Fanny, Barriguitas

Luego ,cogía la ropita y la lavaba, mi madre la tendía por que vivíamos en un tercer piso, y los cordeles daban a la calle y se tendía por la ventana de la cocina y mi madre no me dejaba hacerlo por que para una niña era peligroso.

Recuerdo que yo tenía una plancha de juguete, mi madre me planchaba la ropita de las muñecas y yo con mi planchita hacía como si la planchase,  las de Nancy la colgaba en su armario y en el baúl  y las de Nenuco y Mocosete la guardaba en una caja.

Los peluches los lavaba mi madre en la lavadora.

Es un recuerdo muy bonito, yo no tengo hermanas, tengo dos hermanos y aunque yo jugaba con ellos a veces, con los Geyperman, con los Clic



  de Famobil o con los Madelman, ellos no jugaban conmigo a las muñecas, pero si no estaban mis amigas en casa o yo en las suya, entonces mi madre jugaba conmigo, con ella aprendí a tejer, ella le hacia ropa de punto a mis muñecas, y también  sabía coser y le hacía mucha ropa, quizás  por eso no tuve muchos originales aunque si unos cuantos.

En fin, son imágenes que quedan grabadas en los recuerdos, imágenes de una infancia feliz y muy bonita, y en momentos de tanta nostalgia nos vienen a la mente.

Os dejo una foto de algunas Nancys a las que he quitado el polvo recordando esos momentos de mi infancia.

Feliz Navidad, y mucha salud para todos.

Un abrazo



10 comentarios:

  1. Feliz Navidad para ti también. Gracias por compartir este maravilloso recuerdo, ha sido una delicia leerlo. ¡Tus Nancy's están preciosas! ¡Muchos saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Linda, me hace feliz que te haya gustado. Un saludo y Feliz Navidad

      Eliminar
  2. Fijate que a mi me paso el año pasado que apenas hice nada, este año sin embargo he echo muchos trabajos navideños, a cada una le afecta las cosas en un momento determinadao¡¡¡.....Felia Año Nuevo

    ResponderEliminar
  3. Feliz Año Nuevo Mayte, es cierto lo que dices y un cúmulo de cosas, pero bueno a veces hay que parar y coger impulso.Gracias por tu comentario

    ResponderEliminar
  4. Qué bonito recuerdo M Ángeles.
    Hay épocas buenas y otras menos buenas.
    Te deseo de todo corazón un buen año y mucha salud para ti y los tuyos.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que nuestra generación tuvimos una infancia especial, llenas de pequeñas cosas y sobre todo de tiempo con los nuestros.Un beso

      Eliminar
  5. Qué guapas las has puesto!! Ánimo y mis mejores deseos para el nuevo año, seguiremos compartiendo éstos ratitos.
    Feliz 2022!!
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Qué preciosa historia, Mª Ángeles, me ha encantado. Yo no recuerdo a mi madre jugando a las muñecas conmigo. Tampoco yo era una niña que jugaba con muñecas. Me gustaba más leer, y a mi madre le gustaba más que estuviéramos al aire libre, así que he jugado mucho en la calle. Pero yo sí que he jugado mucho con mi hija a las muñecas, a tienditas, etc. También he jugado con mi prima cuando era pequeña. Ella tenía un abuelo (que no compartíamos) que le regalaba un montón de originales y mi prima era muy destrozona. Y cuando yo iba a su casa, le recosía lazos sueltos, botones caídos, mangas deshilachadas... ya con 10-12 años me gustaba tener a las muñecas lo más arregladitas posible...
    En fin, me has hecho recordar otros años.
    Te deseo lo mejor para este año recién estrenado!
    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Rosana , al final hemos tenido infancias similares, mi madre leía mucho, y a nosotros nos compraba TBOs, luego los libros aquellos pequeñitos que vendían , no se si te acordarás, una colección de libros pequeñitos, y así íbamos pasando a libros más juveniles.Como aquí en Sevilla hace muy buen tiempo siempre, al salir del cole, que entonces salíamos a las cinco por que íbamos por la mañana y por la tarde, nos quedábamos en la calle a jugar y tomar el sol, también jugábamos en casa a los juegos reunidos .Yo creo que nuestras madres tenían tiempo de todo, la mayoría no trabajaban fuera de casa como casi todas nosotras, y la tarde la dedicaban solo a nosotros, los niños. Tu prima la destrozona no le gustaba ni arreglarlas ni coser ja,ja,ja, menos mal que estabas tú, antes aprendíamos muchas cosas de niña, a coser, tejer, bordar en mi colegio, punto de cruz, yo pienso que ahora todo eso está poniéndose de moda, pero hubo un tiempo que lo demonizaron, como algo negativo, de otra época, a mi me encanta y siempre he cosido, tejido....Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Qué preciosidad de recuerdo. Sin conocerte, me he sentido muy identificada, me has emocionado.
    Las memorias a veces nos despiertan la nostalgia y una cierta melancolía, verdad? Pero creo que es maravilloso recordar momentos tan preciosos.

    Un saludo,

    ResponderEliminar